sábado, 27 de julio de 2013

EL PRIMER DIA DEL RESTO DE TU VIDA

Como ya comentamos en el post ¡que no te cuenten cuentos de terror! a veces nuestros relatos, aunque bien intencionados, pueden asustar a la futura mamá.

A mí me sucedía que, en la recta final del embarazo,algunas mujeres me decían que "aprovechase todo lo que pudiese en el Hospital, allí te lo dan todo hecho".
Ya sabéis que para nada fue mi caso, yo estaba deseando salir de allí.. Tantas ganas tenía de volver a mi casa que no esperé el ascensor ni que me acercaran el coche ni nada. Con puntos y todo bajé todas las escaleras del Hospital y las de acceso al parking (si conoceis el Xeral seguro que os dais cuenta a cuales me refiero) a la mayor velocidad que pude. Y es que lo que venia despues era lo bueno.

Entrar por primera vez en casa los tres (en mi caso éramos tres, ¡otras ya entráis cuatro de una tacada!). Para mí fue abrir la puerta a la felicidad. 
Ya estaba, habían transcurrido 40 semanas, un parto y, al fin, éramos una familia.

Creo que cuando me decían que aprovechase el tiempo del ingreso hospitalario era porque muchas de esas mujeres sufrieron una carga excesiva de las tareas de la casa y el cuidado de un recién nacido, tal vez sufrieron dolores a causa de la episotomía o una cesárea. Claro, yo nunca lo viví así.

Tienes que rodearte más que nunca de la gente que está dispuesta a ayudarte.

Como mi pareja durmió conmigo cada noche que estuvimos en el Hospital mi abuela (¡ay , las abuelas!) entró sigilosa en nuestra casa, la limpió y nos dejó comida ya preparada- Así que al llegar a casa lo que hice fue ducharme (en mi baño ¡al fin!), ponerme cómoda, tumbarme con papá y mirar embobados a Tiago que descansaba sobre nuestro pecho.

Las primeras semanas se me pasaban las horas como si fueran minutos mirándole.
Podría extenderme más a cerca de las emociones y sensaciones que experimenté, pero este post va dedicado a una futura mamá amiga que nos sigue y me pidió hablar de la vuelta a casa.

Ahí va una lista de diez cosillas que a mi me sirvieron o que me dí cuenta que necesitaba.

 Recién llegado a casa, rodeado de cojines,¡ paranoia materna con el perro!
  1. Reduce las visitas: esto yo lo hablaría antes de que nazca, pues no sabes cómo va a ser tu bebé, si va a estar más activo de noche que de día, y tú necesitas descansar. Es mejor que vosotros decidais sobre la marcha, la familia y amigos entenderán y se adaptarán.
  2. Desconecta la tv, el móvil, el ordenador....al menos a ratitos. Siente, percibe,disfruta. Lo que estás viviendo es muy grande.
  3. Llena la nevera: yo no lo hice. Si me aprovisioné de los básicos (desayunos, productos de higiene...) pero creo que es buena idea tener unos cuantos tuppers en tu congelador con comidas variadas. Así puedes dedicar más tiempo a tu bebé y no agobiarte. También puede cocinar papá pero en mi caso no fue posible porque no pudo disfrutar del permiso de paternidad, asi que no está de más ser previsora.
  4. Da igual la casa: Sí, da igual. Debes relajarte y pedir ayuda. Todos los papás y mamás de tu entorno saben que es el momento de arrimar el hombro y estarán dispuestos a tender una lavadora, bajarte la basura o comprarte el pan mientras tu das el pecho a tu hijo o descansas . Y si quieres hacer cosas por la casa y no dejar a tu pequeñito te recomiendo que empieces a leer sobre porteo, yo ponía a Tiago en la mochila manduca y ¡ale! los dos tan contentos
  5. Hazte con una lamparita: una lucecita quitamiedos o algo similar de baja intensidad para tener cerca de tu cama, en la mesita de noche o donde consideres... La lactancia a demanda es eso, a demanda,optes por la que optes y eso supone dar las tomas a cualquier hora y, en consecuencia, limpiarle el culete y por la noche necesitarás esa bendita lucecita, tenue para no desvelaros en exceso.
  6. Cojín de lactancia: a mí se gustó tenerlo. Durante las ultimas semanas me ayudaba a colocarme para dormir y durante la lactancia para no sobregargar los brazos, cervicales, espalda...y también como respaldo para Tiago.Pero otras mamás no lo pueden ni ver.
  7. Pide que te regalen pañales: mucha gente te va a preguntar qué quieres y ¡no sabes cuánto gasta un recién! Igual os serán más prácticos los pañales que los peluches, ¿no crees?
  8. La ropita: te van a regalar un montón. Seguro que ya tienes mucha colgadita en esas mini perchas...alguna sólo te dará tiempo a ponerla una vez. Lo que más vas a necesitar son bodys o ranitas porque igual tienes que hacer varios cambios al día (seis meses a lactancia exclusiva supone unas cacas mas bien semilíquidas que a veces se pueden escapar y manchar un poquito). Lo más cómodo son los pijamas y arrullos. Está bien tener un par de trajecitos de paseo, pero bueno, eso es cosa de los mayores, a tu hijo le da igual lo que le ponga: LE IMPORTA EL CALOR QUE LE DA MAMÁ. Y no compres a lo loco, la ropa dejará de servirle antes de que te des cuenta. Es más importante que nunca te falten gasitas para las curas del cordón que tener 10 bodys u 12. Con respecto a tu ropa yo tendría braguitas de algodon cómodas y bastantes compresas sin celulosa, los loquios (sangrados) a veces son abundantes y es lo más recomendable.
  9. Permítete emocionarte: el cocktail hormonal de tu cuerpo será tremendo. Querrás llorar de emoción, muchas veces ni sabrás por qué, debes hacerlo. Llora, disfruta de los subidones de amor y energía. Todo es normal, déjate llevar. Haz que tu pareja sepa que esto es normal, será más fácil para él acompañarte emocionalmente.
  10. Por supuesto:sabrás hacerlo Lo cierto es que todo es más sencillo de lo que podamos imaginar. Es cosa de dejar paso al instinto. Lo único que tu bebé necesita es a ti, mamá. Tú eres su abrigo, tú eres su alimento, tú eres todo para él o ella. Simplemente haz lo siguiente: tómalo en brazos y dale amor y alimento a cada momento. No necesitas más.
Dar a luz a tu hijo es el primer día del resto de tu vida . Llevartelo a casa solo es un paso más.

¿Qué otros consejos darías?

7 comentarios:

  1. El perro no era un pitbull, jejejeje, era un carlino chiquitillo pero el instinto de protección te lleva a la paranoia en ocasiones.... jejeje

    ResponderEliminar
  2. Rosana Corredoira28 de julio de 2013, 3:45

    Enhorabuena por tu blog guapa!!! Me ha encantado conocerlo, seguro que le sirves de ayuda a muchas mamás y papás. Muy buena idea! Yo espero necesitarlo pronto, un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! !! Mientras te decides a ser mamá ya puedes opinar como profesional, algunos post van dedicados a nuestro trabajo. mil besos y encantada de tenerte x aquí

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Saludos Virginia! Espero tus comentarios por aqui!

      Eliminar
  4. Un blog precioso, yo también soy maestra de Educ. Infantil y para mí es un placer leerte...madre aún no soy, pero pronto lo sére y leer tus posts me emocionan...Te seguiré :)

    Desde carmenchictime.blogspot.com, saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La emoción. ..que pueda emocionarte es el mejor de los cumplidos que pueda recibir...

      Un millón de gracias

      Eliminar

Coméntame lo que quieras, sólo recuerda ser respetuos@